¿Son en realidad ventajosos los cursos virtuales?

Uno de los más grandes beneficios del mundo actual es que muchas personas han logrado encontrar en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, una opción para facilitar su vida. Sea que se hable de efectuar trámites y pagos, de generar relaciones comerciales y económicas en cientos de páginas web, de convertirse en pioneros en el desarrollo de modelos de teletrabajo, y/o de conocer a través de las redes sociales a otras personas, el internet se presta para esto y mucho más.

Educación virtual

Es una realidad, la sociedad se vuelve cada vez más digital, y la educación no se ha quedado a un lado. En las dos últimas décadas se han desarrollado cantidad de ofertas en la web que proponen cursos en línea, maestrías, programas de especialización e inclusive doctorados todos totalmente virtuales, lo que se convierte en una alternativa viable para aquellos que están imposibilitados para estudiar del modo tradicional.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de la formación virtual? pues estas son algunas:

  1. Brinda una excelente oportunidad para tener acceso pleno a procesos de actualización y formación complementaria.
  2. Crea un medio de comunicación más sencillo y rápido a diversas fuentes del conocimiento.
  3. Busca motivar a personas ajenas a la tecnología, a la utilización de alternativas como las plataformas con el fin de que abran en sus vidas nuevos espacios de aprendizaje.
  4. Se generan procesos de autorregulación del aprendizaje, esto implica que las personas tienden a adquirir hábitos e incrementar su nivel de responsabilidad.
  5. Es mucho más activo el papel del estudiante, además de que el mismo es responsable directo de su proceso de formación.
  6. La persona tiene la potestad de desarrollar las actividades conforme a su propio ritmo y estilo de vida, lo que facilita su aprendizaje.
  7. No se necesitan desplazamientos, lo que se traduce a un ahorro de tiempo y dinero. Asimismo se pueden minimizar gastos de libros, materiales de apoyo y cualquier otro tipo de recursos característico de los ambientes presenciales.
  8. El acceso a la red puede hacerse desde cualquier lugar, por tanto, les permite el estudio a quienes viven lejos de las grandes urbes o del casco urbano.
  9. Se tiene la posibilidad de ampliar las alternativas de interactuar virtualmente, tanto por medio de la plataforma de cada curso, como también con el apoyo de foros de voz,  videoconferencias, wikis, blogs, páginas web, y la utilización de las redes sociales.
  10. Pueden generarse espacios, no únicamente de trabajo individual sino a nivel grupal.
  11. Se puede equilibrar sin mayores inconvenientes, el trabajo con el estudio.

Las anteriormente presentadas son algunas de las más destacadas bondades de la educación virtual, lo mejor de este avance de la tecnología, es que facilita el poder romper barreras y brindar mayores oportunidades de acceso a aquellos que de una forma u otra, no pueden estudiar de manera presencial. Del mismo modo, aumenta considerablemente los niveles de inclusión en la formación de las personas alrededor del mundo. De manera que no hay excusa,  para comenzar a vivir la experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *